Saber vs. conocer – Spanish grammar and vocabulary

septiembre 22, 2012

¿Cuántas veces confundiste saber yconocerSus significados son similares pero se usan en contextos diferentes. En este post vamos a darte algunas herramientas para resolver este problema.

How many times did you mess up saber and conocer? Their meanings are similar but we use them in different contexts. In this post we are going to give you some tips to clear this up.

Conocer se combina con:

~ personas:

Conozco a Juan desde que estábamos en la escuela primaria pero no conozco asu hermana.

(!) Cuidado, en este caso siempre vas a necesitar la a porque es una persona.

lugares:

 Fui a Europa y conocí París, Londes y Madrid.

Trabajo con Ignacio hace diez años pero todavía no  conozco su casa.

Saber se combina con:

~ infinitivo (para hablar sobre habilidades):

 Cuando tenía 12 años no sabía conducir.

MI primo sabe arreglar computadoras y tocar la guitarra.

~ información:

        * si + (sujeto + verbo): Yo no  si tenés ganas de ir al cine (= Yo no sé la respuesta a esta pregunta: “¿Tenés ganas de ir al cine?”)

* pronombres interrogativos (quién, qué, cómo, cuándo, dónde, cuánto, etc.): ¿Sabés dónde vive Martín? / Yo no  cuánto costaron las cervezas pero  quién las trajo.

* que + (sujeto + verbo): ¿Sabían que Juan y Ana se casaron? / Yo nosabía que ustedes eran hermanas.

¡Para tener en cuenta!

Cuando hablamos de cosas que podemos memorizar (fragmentos de libros, música, lenguas, poemas, canciones, listas de cosas…) estos verbos funcionan diferente.

Conocer implica tener información sobre esa cosa. 

Cuando digo “Conozco All you need is love” significa que tengo información sobre esa canción (quién la canta, de qué época es, de qué habla, etc.)

Saber implica haber memorizado o aprendido.

Cuando digo “Sé All you need is love” significa que puedo cantarla o tocarla con la guitarra. Entonces, el verbo saber está relacionado con poder hacer una performance.

Anuncios

Spanish idioms / 1 – Expresiones idiomáticas con partes del cuerpo

septiembre 22, 2012

Muchas veces las expresiones idiomáticas nacen metáforas y, al usarlas con tanta frecuencia, olvidamos su sentido metafórico y las usamos como fórmulas.  Como hay tantas y son siempre muy útiles, pensamos en organizarlas en grupos temáticos. En el post de hoy: expresiones idiomáticas relacionadas con el cuerpo.

~ Tomar el pelo: Burlarse de alguien, diciéndole mentiras. 

                               – ¡Che, recién vi a Al Pacino en el subte!

                              – ¿En serio?, no lo puedo creer.

                              – ¡Ja, ja!, no, ¡te estoy tomando el pelo!

~ Meter la pata: Cometer un error incómodo.

– Juan, el otro te vi con tu hija por Palermo.

                               – No tengo hijos. Ésa era mi novia.

                               (- Uy, metí la pata)

~ Tener el agua al cuello: Estar en una situación límite. También se puede usar la expresión: “estar con el agua al cuello”.

– Tengo que terminar este trabajo para mañana y no hice ni la mitad.

                                 – Uh, ¿para mañana?, estás con el agua al cuello.  

~ Estar con el corazón en la boca: Estar muy preocupado por algo.

Son las tres de la madrugada y Fernandito no vuelve de bailar. ¿Habrá pasado algo malo? ¡Estoy con el corazón en la boca! 

}

~ Lavarase la manos: No tomar responsabilidad en una situación.

En la fiesta en la casa de Rodrigo, se rompió con jarrón y todos se lavaron las manos. Todos estaban un poco borrachos, nadie dijo que era su culpa y siguieron bailando.

~ Morderse la lengua: Hacer un esfuerzo para no decir algo que estás pensando.

El cliente era tan maleducado que el mozo tuvo quemorderse la lengua para no insultarlo.

.

~ Poner las manos en el  fuego por alguien: Tener absoluta confianza en una persona

   –  Che, robaron $100 de la caja. Sospecho de Juan.

    – ¡¡No!!, Juan es muy buena persona. Yo pongo las manos en el fuego por él